AUTOBIOGRAFIA

22jun19

 

156

 

Se me atoran las palabras como cuerda en trompo,

Encasquilladas en 45

Lengua de cabrito degollado

cacerola tintineando capulines

autobús de segunda,

pasajeros atorados en la puerta.

 

Diga aaahh, rebuzna el dentista

¿Nombre? pregunta el burócrata.

 

luna entre ramas

Gata blanca sin uñas

Sin tejado

Muda.

 

¡Éfeta!

 

La espantasuegras desenrolla el ovillo del tiempo

Y ahí voy,

Personaje siniestro

—de cartón—

Soplado por boca desconocida,

Soñado por el filo de una Gillette,

Olvidado por la tinta, aún fresca, en la cuartilla.

 

Digo ahhhhh y me sacan la muela,

Digo mi nombre y me deportan.